Recopilación de “dedicatorias” a Wert en los Goya

La noche de la 28 edición de los Goya fue una colección de sabores agridulces. Dulces para presentes y espectadores como sólo una fiesta del cine puede brindar, y muy amargos para otros que no estuvieron. Especialmente remarcable una ausencia: la del ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert.

Los “problemas de agenda” del Ministro suscitaron un río de críticas y comentarios por parte del colectivo al que se supone que representa. Hubo muchos que a pesar de que no se encontrase sentado en el auditorio, se encargaron de que estuviera bien presente. Ya en la alfombra roja ante las preguntas de los periodistas, personalidades como Bayona se dedicaron a señalar que la ausencia constata una brecha entre el cine en el cine que debemos solucionar entre todos.

Ofrecemos aquí algunas de las dedicatorias nada cariñosas que le dirigieron los actores al Ministro sobre el escenario:wert1

La gala abría con el presentador Manuel Fuentes animando a la gente a que guardase su entrada si Wert no aparecía, porque sería una gala histórica: la primera en la que no aparece el Ministro de Cultura. Añadió lo sorpresivo del desplante “ya que además de ministro de Cultura, lo es también de Educación”, en clara alusión a la falta de respeto que supone la ausencia. También tuvo unas palabras para la butaca vacía de Montoro (Ministro de Hacienda): “¡Con lo que le gusta el cine español!”.

Raúl Arévalo quiso poner de manifiesto lo separado que está el Ministro de Cultura de la Cultura, mientras que Carlos Areces se lamentaba que éste no se encontrase presente para compartir su “simpatía”. El actor Álex González, subrayaba que si un Ministro encargado de la cultura no podía asistir a un acto cultural, algo mal está haciendo.

El director de la Academia, González Macho, en un discurso con sabor a despedida subrayó que “hacer una película hoy en día es un acto heroico” y destacó, a pesar de las dificultades, la calidad de las películas de éste año, aún con su bajo número de producción.”Estamos en una situación que ninguna industria puede soportar”, y cerraba su discurso con un firme “Hoy, más que nunca ¡Viva el cine español!”

También referidas a un Ministro pero esta vez al de Justicia, la ganadora del Goya a la mejor actriz revelación Natalia de Molina dedicó unas veladas palabras para Gallardón. Parafraseando a su personaje en la película dijo en voz bien alta “Yo no quiero que nadie elija nunca por mi”. Marian Álvarez, condecorada como mejor actriz de los Goya, dedicó su premio “a todas las Anas”, y reincidió en el derecho de las mujeres a decidir.

Incendiario como siempre y sin necesidad de dar vueltas ni lanzar indirectas, un claro Javier Bardem declaraba “Nuestro cine está muy por encima de nuestro ministro de anti-cultura”.

El toque de humor llegaba de la mano de Mariano Barroso, galardonado por mejor guion adaptado (“Todas las mujeres”): “Si el ministro de Defensa no fuera al desfile de las Fuerzas Armadas seguramente su jefe lo despediría al día siguiente”. Aunque parece que éste jefe tampoco manda mucho. Añadió que en la sala se encontraban las Fuerzas Armadas del cine, y que estaban muy orgullosos de pertenecer a ellas. Pedía en su traca final la dimisión de Wer y añadía que para él “el mejor ministro de Cultura” era su hijo de cinco años “que conoce y le gusta el cine español”.

Roberto Álamo, premiado por su trabajo como mejor actor de reparto en “La gran familia española”, se dirigía directamente al ministro “Ay Wert, Wert, éste Goya no es para ti”. Anunció que le gustaría que le hubiese honrado con su presencia, y que, contrariamente, le había deshonrado.

158986-656-302

El discurso por partida doble de David Trueba por el galardón a mejor guión original y mejor película fue un homenaje a la gente humilde que hace bien su trabajo y es honesta. Magnífica la referencia anecdótica al saber popular de ese ayudante de gasolinera que opina que E

spaña debe ser un país muy rico “porque llevan 400 años robando y todavía queda”. Asimismo, no se refirió directamente al ministro pero sí que dejó caer que “qué seríamos nosotros sin los insultos de quienes deben insultarn

En la segunda vuelta de su discurso, cuando “Vivir es fácil con los ojos cerrado” fue anunciada como mejor película, Trueba hacía una alusión más directa aún “El que no haya venido, quizás tenga que resolver algunos problemas que no debería trasladar a unos profesionales que votan a todos los partidos políticos”.os”.

Podemos decir pues, que hay un gran ganador y un gran perdedor en los Goya. El ganador, Juan Carrión, sentado al lado de Trueba durante la gala y cuya historia inspiró el guión de la cinco veces premiada “La vida es fácil con los ojos cerrados”. Y el perdedor por excelencia, por supuesto, el cuestionado ministro de Educación y Cultura; José Ignacio Wert.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s